Yoga dinámico: ejercicios, características de práctica

Yoga dinámico: ejercicios, características de práctica

El yoga dinámico es un estilo creativo de hatha yoga, basado en los principios de Ashtanga e Iyengaraon, se considera físicamente bastante complejo. Es necesario un control respiratorio adecuado para crear un flujo continuo de poses. El yoga dinámico se basa en bandha (bloqueos internos de energía). Esta forma de ejercicio es bastante segura si escuchas atentamente a tu cuerpo. Esto en sí mismo puede requerir algo de práctica. Uno debe aprender a reconocer cuándo el cuerpo está desequilibrado o cuando está demasiado estresado, y siempre cambiar las posturas según sea necesario.

clase de yoga dinámica

Control de la respiración

Una parte integral de la práctica del yoga dinámico es la sincronización de los movimientos del cuerpo con el ritmo de la respiración. Esto le permite recargar sus baterías, concentrarse y evitar la tensión muscular. Al realizar ejercicios dinámicos de yoga, es necesario sincronizar el comienzo y el final de cada respiración con las mismas etapas de un movimiento específico. El ritmo de respiración debe permanecer constante y suave en todas las etapas de cada pose, lo que significa que debe concentrarse en la respiración y controlar conscientemente su respiración dentro y fuera. Esta habilidad se conoce mejor como pranayama o control de la respiración.

Para estirar su cuerpo en la práctica de las asanas, debe aprender a estirar o alargar las inspiraciones.

Alineación

La alineación adecuada del cuerpo es crucial en la práctica del yoga dinámico. El peso corporal debe estar uniformemente distribuido y conectado al suelo. Debe mantenerse en equilibrio en cada pose. Es importante sentarse y levantarse justo al comienzo de cada ejercicio. Al estirar, puede crear más espacio entre las vértebras, proporcionando libertad de movimiento. Para soportarlo completamente, es necesario utilizar todos los músculos del cuerpo, que deben aprender a trabajar en armonía unos con otros.

ejercicio de yoga dinámico

Reglas básicas

No puedes hacer yoga dinámico con el estómago lleno. Esto puede llevar a consecuencias desagradables. Es mejor esperar dos o tres horas después de una comida antes de comenzar a hacer complejos dinámicos de yoga.

Debes elegir la hora del día en que nadie interrumpa o distraiga: durante las clases, debes concentrarte completamente en la práctica de las asanas.

Es importante sentirse cómodo. La ropa que se usa durante las clases dinámicas de yoga debe «respirar» y no restringir los movimientos. Un kit de algodón es lo mejor para esto.

Es aconsejable practicar en un ambiente tranquilo, limpio y cálido. El piso de madera es perfecto para esto. Sin embargo, si su superficie es resbaladiza, es aconsejable usar una colchoneta de gimnasia.

conjunto de poses

Características de práctica

Al hacer yoga dinámico, es importante no ir más allá de las capacidades de su cuerpo. Si una determinada posición causa tensión en todo el cuerpo o parte de él, es mejor abandonarlo.

Una pose realizada con fuerza puede ser muy dañina y, como regla, conduce a una presión excesiva sobre otra parte del cuerpo para compensar. Por ejemplo, si no puede alcanzar el piso con la mano izquierda en parivritta parsvakonasana, puede doblar las manos en una posición de oración.

Además de cambiar la posición de su cuerpo, también se puede usar equipo adicional para evitar el estrés al realizar poses complejas. Por ejemplo, los bloques pueden ser muy útiles, ya que ayudan a equilibrar las posturas de pie, si no puede alcanzar el piso con la mano. Si la posición de sentado restringe el movimiento al inclinarse hacia adelante, una toalla enrollada o una manta para sentarse le ayudará. También evitará daños en la espalda baja. Si en algunas posiciones no puede conectar sus dedos, puede intentar usar una correa.

uso de bloques para clases

Circunstancias especiales

Si tiene algún tipo de lesión o enfermedad, debe tener mucho cuidado de no forzar esta área del cuerpo al hacer yoga dinámico. Por ejemplo, con una lesión en el cuello, es aconsejable evitar las posturas que requieren su carga, por ejemplo, sarvangasana. No debe realizarlos sin la guía de un maestro calificado. Es igualmente importante tener cuidado en presencia de lesiones en la espalda. En este caso, es mejor practicar con el maestro hasta que se seleccionen los ejercicios adecuados que puedan realizarse teniendo en cuenta la lesión específica.

En el caso de que los isquiotibiales estén mal estirados y sea difícil enderezar las piernas, puede doblarlas, prestando especial atención a la simetría y la alineación de las extremidades en cada posición.

Durante el embarazo, el yoga dinámico es mejor no practicar.

Descansar

Es muy importante descansar cuando sea necesario y no sentirse exhausto. Si necesita descansar entre posturas, es bueno usar una balasana (la postura de un niño). Al final de cada programa, es mejor relajarse en savasana (postura del cadáver). Su uso, entre otras cosas, mejora las habilidades de meditación.

pose de guerrero

Yoga dinámico para principiantes

En la etapa inicial de entrenamiento, es aconsejable utilizar un conjunto de ejercicios.

  1. Equilibrio en una pierna. Para realizar este ejercicio, debe transferir el peso corporal a la pierna derecha y tirar de la rodilla izquierda hacia el pecho. Dobla los 10 dedos frente a la espinilla izquierda y endereza; baje los hombros, mire hacia adelante en un punto. Dobla el pie de la pierna levantada para que todos los músculos estén tensos. Respira profundamente y mantén esta postura durante 5-10 respiraciones. Corre lo mismo en la otra pierna.
  2. Pose «gato-vaca» de pie. Después de dominar el equilibrio en una pierna, puede continuar con el siguiente ejercicio. Respire profundamente y lentamente mire hacia arriba, extendiendo su pecho. Exhale y mire lentamente hacia abajo, tirando de la barbilla hacia el pecho, redondeando la parte superior de la espalda. Los movimientos deben realizarse lentamente para mantener el equilibrio, repetir el ejercicio 5-6 veces, luego bajar la pierna izquierda y realizarla con la otra pierna.
  3. «Guerrero». Esta es una de esas poses que requiere esfuerzo para completar. Es necesario hacer un amplio ataque hacia adelante. Los dedos de las patas traseras se dirigen hacia adelante, en la dirección de la posición. La pierna delantera debe estar doblada para que la rodilla y el tobillo estén al mismo nivel, y el muslo esté paralelo al piso. La mano con el mismo nombre se estira hacia adelante sobre la pierna, la otra hacia atrás. El reloj sigue el dedo medio. Se recomienda mantener la posición durante un minuto, luego realizar en la otra pierna.
  4. En la pose de un guerrero, puedes agregar un pequeño movimiento. En la inhalación, estire la pierna delantera, mientras levanta los brazos, uniendo las palmas por encima de la cabeza. Al exhalar, regrese a la posición anterior. Repita el movimiento 5-10 veces para cada pierna.
  5. La pose del «puente». Esta es una excelente manera de estirar el pecho, el cuello y la columna vertebral, fortaleciendo los glúteos y la espalda. Primero debe acostarse boca arriba, doblar ambas piernas por las rodillas, colocar el ancho de las caderas y paralelas entre sí, y los brazos se extienden a lo largo. Luego levante lentamente las caderas. El cuello debe estar extendido y la barbilla alejada del cofre. Transfiera lentamente el peso a la pierna derecha y levante la izquierda. Mantenga esta posición durante 5-10 respiraciones, repita el ejercicio con la otra pierna.
  6. Para agregar más dinámica a la postura del puente, debe levantar una pierna, bajar las caderas al piso y luego levantarlas. Repita cinco veces en cada lado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *