Pose de esfinge: una forma efectiva de fortalecer las nalgas

Pose de esfinge: una forma efectiva de fortalecer las nalgas

La postura de la esfinge en el yoga es un ejercicio maravilloso de nivel básico que la mayoría de los yoguis pueden hacer. Dado que esta asana no requiere una fuerte flexión de la columna vertebral, esto permite a los yoguis novatos o incluso a los yoguis con dolor de espalda y lumbares obtener acceso a los beneficios de la postura sin sobrecargar el sistema musculoesquelético. El nombre sánscrito «Salamba Bhujangasana» significa «postura sostenida de la cobra».

«Salamba Bhujangasana» y medicina china

En la medicina tradicional china, se cree que el meridiano de los riñones, el órgano del yang, junto con el compañero del yin y la vejiga, es responsable de la acumulación de toda la energía vital humana. El riñón es el «comandante en jefe» del cuerpo, y si un par de riñones y la vejiga carecen de energía, esto tiene un efecto negativo en todos los demás órganos del cuerpo. Son los riñones los que experimentan estrés cuando se agota la energía del cuerpo.

Pose de cobra - Sphinx Pose Sister

Los meridianos de los riñones y la vejiga también son responsables de modular las emociones del miedo. Cuando la energía renal de qi se agota, se expresa a través de emociones negativas. Los yoguis creen que con la postura de la esfinge, el meridiano de los riñones está saturado de energía vital y, además, el estudio de estas posturas a través de la práctica del yin yoga o largas posturas contemplativas le permite sumergirse por completo y descubrir una poderosa energía interna. Una persona siente emociones dentro de su cuerpo, y el pasatiempo en poses meditativas y contemplativas le permite penetrar la esencia de la meditación y abrirse.

Los beneficios de la pose de esfinge

Según la Organización Mundial de la Salud, el 80 por ciento de todos los habitantes de la Tierra sufrirán dolor de espalda en una determinada etapa de la vida, y es muy probable que estos problemas comiencen en la sexta década de la vida humana. Las posturas como la esfinge y otras prácticas comunes de yoga pueden ayudar a prevenir este posible dolor de espalda, que puede afectarlo en el futuro.

La postura de la esfinge fortalece bien las nalgas

La Salamba Bhujangasana fortalece la columna al estirar el pecho, los hombros y el estómago. Expande los pulmones y estimula el flujo sanguíneo de la cavidad abdominal y el sistema digestivo y mejora la circulación de la espalda. La Salamba Bhujangasana también es una excelente manera de aliviar el estrés. Al igual que su hermana mayor, la pose de la cobra, ¡la esfinge es una excelente manera de fortalecer tus glúteos!

Ejecución paso a paso y variaciones de entrar en una pose

  • Toma una posición supina, boca abajo.
  • Levante la rótula, conecte los muslos internos y presione firmemente las plantas de los pies contra el piso.
  • Concentra tu energía en hacer que tus caderas sean cada vez más duras.
  • Mueva los brazos hacia atrás hasta que los codos estén justo debajo de los hombros y empuje los antebrazos.
  • Presione firmemente la palma de su mano (palma hacia abajo).
  • Estire la coronilla de la cabeza e intente aumentar el espacio entre las orejas y los hombros.
  • Inhale y mantenga la postura durante al menos un minuto o más si aún se siente cómodo.
    Pose de esfinge: paso a paso

Si es difícil ingresar a la postura de la esfinge, puede mover los codos más lejos según sea necesario para reducir la presión en la espalda baja. Puedes usar una almohada o un forro debajo de los brazos para profundizar la postura. Además, puede extender las piernas o mantenerlas juntas.

Consejos y contraindicaciones.

Gran consejo para los yoguis principiantes: primero, enrolle una toalla en forma de herradura en el piso. Coloque la base de la herradura justo por encima del hueso de la cadera y permita que los lados de la herradura apoyen los lados de su abdomen. Esto le dará un mayor acceso a la postura y ayudará a estirar la columna, creando más espacio para levantar el abdomen.

Pose de esfinge: beneficios para el cuerpo

La belleza de la «Salamba Bhujangasana» es la accesibilidad para casi cualquier yogui, ya sea un principiante o una persona con amplia experiencia. Además, la pose de la esfinge es relativamente segura. Sin embargo, las mujeres embarazadas deben evitar esta pose. Del mismo modo, debe evitar esta postura para aquellos que han tenido dolor abdominal o síntomas, cirugía o lesiones en las costillas. Cualquier persona que haya sufrido una lesión reciente en la espalda debe abstenerse de entrar en una pose hasta que haya pasado el tiempo suficiente para curar la dolencia. En cualquier caso, antes de comenzar una sesión de entrenamiento, consulte a un médico.

La pose de esfinge es una excelente manera de fortalecer y enderezar la espalda después de un largo día de trabajo. Por lo tanto, incluso si solo tiene cinco minutos al final de la noche, haga el ejercicio y sienta que la asana realmente funciona.

¡Recuerde que una columna vertebral sana es la clave para una vida feliz!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *